41
La
Revista
gunas provincias)? ¿Qué otras me-
didas pueden ser idóneas en este
sentido?
Es necesario. Lo estamos viendo
en todos los ámbitos y entidades
de mucha mayor dificultad para
unificar como son las entidades
financieras.
Hace años era impensable que
una Comunidad Autónoma no tu-
viera al menos una Caja de Aho-
rros, que a veces actuaba como
un instituto de crédito de la pro-
pia Comunidad Autónoma, era un
dinamizador de la economía lo-
cal y un instrumento de irradia-
ción cultural, además de desarro-
llar y sostener gran parte de la
obra social de la Comunidad Au-
tónoma; y hoy ya hemos visto
que no pasa nada porque una Co-
munidad Autónoma, y no solo
una sino muchas, no tengan una
o varias Cajas de Ahorros.
Pienso que si es posible subsistir
sin una Caja propia, también es
posible subsistir sin un Colegio, o
una sede colegial en la propia ciu-
dad o en la propia Comunidad
Autónoma. Y no me refiero sola-
mente a los Colegios pequeños
algunos son pequeños pero muy
bien gestionados- sino a todos: te-
nemos que cambiar la mentali-
dad todos: el Consejo General, ca-
da uno de los Consejos Autonó-
micos, y todos y cada uno de los
Colegios.
Esos pasos exigen visión amplia
y de futuro. Normalmente esa vi-
sión sólo se da cuando la necesi-
dad acucia; y me parece que está
acuciando.
A veces, cuando no somos capa-
ces de encontrar una solución nos
dedicamos a ennoblecer el pro-
blema. Ojalá no nos dediquemos
a ennoblecer algunos problemas
de la colegiación.
Como sabe, el de agentes comercia-
les es un colectivo integrado por pro-
fesionales autónomos o pequeños
empresarios. En el número anterior
de La Revista destacaba el “Contra-
to de Emprendedor”, medida positi-
va que había pasado desapercibida
en la reforma laboral. ¿Qué inicia-
tivas legislativas de las tomadas por
el Gobierno en relación con autóno-
mos y emprendedores destacaría?
El agente comercial es por esen-
cia un empresario, por lo que de-
be contemplarse esta figura en to-
das las iniciativas de cualquier
naturaleza destinadas a favorecer
a los ahora denominados em-
prendedores.
Para un empresario y para un au-
tónomo la mejor medida, aunque
pueda ser dolorosa inicialmente,
es la
libertad de comercio
:
a los
autónomos no nos gusta vivir de
la subvención, ni siquiera sabe-
mos hacerlo; y lo que esperamos
es que nos dejen trabajar y no nos
pongan obstáculos para desarro-
llar nuestro trabajo.
En el contexto actual de recesión,
¿
qué papel cree que está llamado a
jugar el Agente Comercial como ca-
talizador de las ventas y elemento
intermediario entre las empresas y
sus clientes?
Recesión significa una disminu-
ción generalizada y continua de
la actividad económica, y eso su-
pone una menor producción de-
rivada de unas menores ventas.
El agente comercial, el experto en
ventas, es piedra angular del pro-
ductor en época de recesión
.
Son
muchas las dificultades, pero
también existen grandes oportu-
nidades, que normalmente supo-
nen grandes esfuerzos. En pala-
bras de un empresario: son
tiempos para trabajar el doble y
ganar la mitad.
Hace poco escuché a una consul-
tora que anunció una buena no-
ticia: “esta mañana ha acabado la
crisis”. Después completó esta
afirmación con dos matices: “lo
que vivimos hace cinco años fue
un sueño que no volverá a suce-
der: plantabas euros y florecían”;
y un segundo matiz “hoy ya no
hay crisis: esto ahora es que es
así”. No podemos esperar a que
vengan tiempos mejores que nos
solucionen los problemas: los
tiempos mejores los debemos
traer y aportar cada uno de nos-
otros desde hoy mismo.
No podemos
esperar a que
vengan tiempos
mejores que nos
solucionen los
problemas: los
debemos traer cada
uno, desde hoy”
El futuro de los
Colegios pasa por
aunar infraestructuras
y obtener sinergias
de funcionamiento
común. Hay que
adaptarse a la
realidad”