Vivir
55
La
Revista
Este año la marca de cosmética
natural Lush propone celebrar
más que nunca la diversión de
la Navidad” a través de una se-
rie de productos de edición li-
mitada que evocan la sensación
y la emoción de estas fiestas. En
sus tienda en Madrid, Barcelo-
na o Sevilla o en su web encon-
traremos todo un abanico de re-
galos de esos que no dejan
indiferente.
Tradición e ilusión se unen en
la bomba de baño Father Chris-
tmas, que desprende los autén-
ticos colores (rojo y verde) de
quien fuera Santa Claus, el ver-
dadero Papá Nöel. Con manda-
rina, aceite de bergamota y aza-
har, estos aceites estimularán
tu mente y tonificarán tu piel.
Si te gusta vivir las Navidades
como cuando eras un niño, es-
tás de suerte... Lánzate al espa-
cio en la hora del baño con la
nueva burbuja reutilizable con
aspecto de cohete Rocket.
Coge las “llamas” de papel y re-
mueve el cohete por toooda la
bañera... Burbujas de jengibre,
clavo y violeta... ¡tantas como
imaginas! convertirán tu baño
en toda una experiencia espa-
cial. Aceites esenciales extraí-
dos del árbol del fuego, aroma
de clavo y el navideño jengibre
pondrán en marcha el motor
para un baño calentito.
Y después de tanta cena de Na-
vidad, compra masiva de rega-
los, preparación de pavo, pos-
tres y uvas, te mereces una
noche tranquilita. La barra Ma-
saje Midnight, elaborada a base
de hidratantes mantecas de ka-
rité y cacao, promete una noche
de auténticas paz y amor.
La marca de cosmética
natural Lush nos
ecomienda sus
regalos más divertidos
y navideños para
estas fiestas
Feliz
baño nuevo
Si este año has sido bueno,
entonces Papá Nöel te recom-
pensará con un montón de re-
galos burbujeantes”, o eso es
al menos lo que nos aseguran
desde Lush Cosmetics, que
propone el Santa Sack, una
bomba de baño con forma de
saco de Papá Nöel para “dar-
te un baño de mil burbujas pi-
cantes que estimularán tu cir-
culación y te harán entrar en
calor para combatir las noches
frías de invierno”. Imaginación
no le falta a esta firma de co-
semética británica fresca y na-
tural al cien por cien.
Santa Sack